Soy viejo, pero no idiota

Imagen que acompaña la petición de change.org de Carlos San Juan reclamando atención presencial en los bancos.

Un abuelo de Valencia ha sido una verdadera revolución de la que se han hecho eco los medios de comunicación y toda la sociedad española, vamos a leer un resumen de la noticia, pero podéis leer la noticia completa AQUÍ.

“Soy viejo, pero no idiota”: el valenciano Carlos pide que los bancos atiendan en persona a los mayores

“Tengo casi 80 años y me entristece mucho ver que los bancos se han olvidado de las personas mayores como yo”, se queja este anciano. 

Un hombre de 78 años residente en Valencia ha recogido más de 230.000 firmas en las últimas cinco semanas para reclamar a los bancos “un trato más humano en las sucursales bancarias”, ya que se siente “apartado” porque casi todas las gestiones son telemáticas.

“Tengo casi 80 años y me entristece mucho ver que los bancos se han olvidado de las personas mayores como yo”, lamenta Carlos San Juan en la petición iniciada en Change.org. “Ahora casi todo es por internet y no todos nos entendemos con las máquinas. No nos merecemos esta exclusión“, reivindica.

En su iniciativa, difundida por la plataforma, este hombre explica: “No paran de cerrar oficinas, algunos cajeros son complicados de usar, otros se averían y nadie resuelve tus dudas, hay gestiones que solo se pueden hacer online… Y en los pocos sitios donde queda atención presencial, los horarios son muy limitados, hay que pedir cita previa por teléfono, pero llamas, nadie lo coge y te acaban redirigiendo a una aplicación que, de nuevo, no sabemos manejar, o mandándote a una sucursal lejana a la que quizás no tengas cómo llegar”.

Para el impulsor de la campaña, esto no es ni justo ni humano. “Antes entrabas en la caja y hacías un pago o cualquier otra gestión, pero cada vez más, para trámites sencillos, te exigen usar tecnologías complejas que muchos no sabemos utilizar”, constata.

En su recogida de firmas, San Juan recuerda que “muchas personas mayores están solas y no tienen nadie que les ayude”, mientras otras muchas como él quieren seguir siendo “lo más independientes posible” también a su edad. Insiste así en la necesidad de que “los bancos atiendan a las personas mayores sin trabas tecnológicas y con más paciencia y humanidad, y que mantengan oficinas abiertas donde pueda atenderte una persona; que no todo sea por internet”.

Reconoce que ha llegado a sentirse “humillado” al pedir ayuda en un banco y que le hablaran “como si fuera idiota” por no saber completar una operación, así como que ha visto ese mal trato dirigido a otras personas. “Duele mucho sentirse así -subraya-. Las personas mayores existimos, somos muchas y queremos que nos traten con dignidad. Solo estamos pidiendo que se habiliten secciones en las sucursales en las que dejen de excluirnos.”

¿Qué opinas de la nueva tendencia de digitalización que está transformando la banca y la Administración pública?

Y para terminar os dejo una canción de una artista que está dando muy fuerte en la música española, además ella canta usando los tres tiempos de subjuntivo que hemos estudiado, espero que os guste.

80 veces

Rozalén

No me creo que no aparecieras en aquel concierto
No me creo tenerte tan cerca y a la vez tan lejos
No me creo que no seas capaz de echarme de menos

Esa facilidad para tachar recuerdos
Que no te gusten los besos
No me creo que seas tan cobarde y no cumplas promesas
Que me hayas anulado y desaparecieras
Que este llorando por ti

Mañana al salir el sol
Se habrá borrado para siempre del colchón tu olor
Que 80 son las veces que al día me acuerdo de ti
Las mismas que recuerdo que te tengo que olvidar

Hoy me he preguntado 80 veces que porque sigues presente en mi
Que porque sigo creyendo que tienes que ser tu quien me hará reír
Sino me aportas nada , no te importo nada
En lo único que piensas en ti

No me creo haber ganado un juego perdido
No me creo que se haya esfumado tu miedo a la soledad
No me creo que no seas capaz de echarme de menos
Esa facilidad para tachar recuerdos
Que no te gusten los besos
No me creo que seas tan cobarde y no cumplas promesas
Que me hayas anulado y desaparecieras
Que esté llorando por ti

Mañana al salir el sol
Se habrá borrado para siempre del colchón tu olor
Que 80 son las veces que al día me acuerdo de ti
Las mismas que recuerdo que te tengo que olvidar

Mañana al salir el sol
Se habrá borrado para siempre del colchón tu olor
Que 80 son las veces que al día me acuerdo de ti
Las mismas que recuerdo que te tengo que olvidar

Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.