Super English!

¿Te imaginas poder aprender sólo lo más básico para la comunicación de un idioma? ¿Te imaginas estudiar de una manera diferente y sin esfuerzo? ¿Te imaginas hacerlo todo en un mes y tener resultados antes que nadie?

Deja de imaginar, ahora es posible.

Aunque pueda sonar a engaño, aprender un idioma de forma básica consiste en memorizar una serie de palabras, y aprender a cómo crear frases con ellas siguiendo unos patrones propios de cada lengua.

¿Cómo memorizar las palabras de un idioma?

software exampleCon nuestra app para ordenador, tablet o móviles lo harás jugando, como aprenden los niños y sin darte cuenta.

Haciendo las actividades tal y como puedes ver en la fotografía, relacionarás la palabra con la fotografía. Al final empezarás a usarlas espontáneamente en tus conversaciones en inglés casi sin darte cuenta.

Lo bueno de este sistema es que podrás estudiar desde cualquier sitio y siempre llevarás el temario contigo ya que siempre vas con tu teléfono en el bolsillo. ¡Ya no existen las excusas!

Una vez que sepas las frases tendrás que aplicarlas con un simple sistema gramatical

Durante nuestras clases aprenderás ese sistema de una manera muy fácil e intuitiva, hemos dividido esas palabras en grupos, y te decimos dónde van exactamente cada una de ellas. Un simple juego de niños.

Grammar puzzle

Sólo tienes que poner cada palabra debajo de la ficha del puzzle correspondiente y ya está, las frases aparecerán como por arte de magia. No te vas a convertir en Shakespeare, pero podrás hablar inglés con soltura, que es mucho más de lo que haces ahora.

Disponemos de un exclusivo material en el que encontrarás todas esas palabras y frases que has estudiado en clase, y con tan solo hacer los tests, la repetición hará el esfuerzo por ti.

Pero no te confundas, estos nos son tests como los de la DGT, nuestro material es divertido y sobre todo fácil, puesto que trabajamos con la repetición, no intentamos que te equivoques a cada momento.

El sistema de asociaciones mediante fotografías también te ayudará a relacionar conceptos, y sin darte cuenta estarás estudiando y aprendiendo un idioma de una manera que nunca creíste posible.

Tu profesor verá en qué lecciones tienes más problemas y te guiará en la clase siguiente, y pronto empezarás a recordar todo lo que has estudiado en clase sin problema.

Una vez llegados a este punto, empezarás a hablar inglés con las limitaciones de un principiante, pero con soltura.